Cómo mejorar los anuncios de televisión

Como mejorar los anuncios de television

Constantemente se me ocurren ideas de todo tipo. De algún modo, es normal. Es a lo que me dedico. A pensar. Y por mi naturaleza casi siempre pienso en cómo mejorar las cosas. De todo tipo. Cuando voy a un restaurante se me ocurre que sería mejor si hicieran esto o lo otro. Cuando voy al supermercado igual, etc. El otro día pensaba cómo tendrían que ser los anuncios en televisión: una batalla por la atención del espectador.

La idea que se me ocurrió fue la siguiente: Las cadenas tienen que poner anuncios para sobrevivir. Ok. Cada día tienen que poner X minutos de publicidad. Ok. Pero porqué no intentar ser un poco más interactivos y pensar en quien tienes delante. Personalmente no me interesan mucho los anuncios de compresas. Por ejemplo. No soy target. No uso compresas. ¿Por qué no me pregunta la tele si quiero que el siguiente anuncio que me enseñen sea de compresas o de zapatillas? Yo podría responder pulsando un botón (o incluso de viva voz, si tengo una Smart TV actual) y, qué demonios, puesto a tragarme un anuncio, por lo menos que sea de algo que me interese.

Lo ideal sería que la tele fuese aprendiendo mis gustos. Y que, sabiendo que no me interesan los anuncios de compresas, jamás me volviera a presentar uno.

Además, se podría ir un paso más allá y que, dentro de los anuncios de zapatillas, me preguntara si quiero ver un anuncio de Nike o uno de Adidas. ¿Por qué no?

Esto conllevaría que los anunciantes realmente se preocuparían por hacer anuncios que fueran INTERESANTES para la gente que está viendo la tele. Y no se dedicarían a hacer simplemente anuncios informativos que carecen totalmente de interés. Además, con este sistema se sabría el interés de la gente por cada anuncio y por cada marca. Y la marca podría analizar esos datos y ver en qué está fallando y cómo podría mejorar.

La tecnología hoy en día está preparada para todo esto y mucho más. Pero de momento seguimos con los viejos modelos de publicidad invasiva en la que se le mete al consumidor un chorrazo de spots a bocajarro sin importar sus gustos o preferencias.

Por eso la idea que tuve suena a ciencia ficción. Y la mayoría de gente que lea lo anterior seguramente dirá: sí, sí, vale. Está muy bien pero eso no se hará nunca porque bla, bla, bla.

Y va y resulta que el otro día me pongo a ver Hulu (para quien no lo sepa, Hulu es como Netflix, pero con más shows de TV) a través de internet y me encuentro con esto:

Hulu publicidad encuesta interactiva

¡Toma del frasco, carrasco! ¡Lo que se me ocurrió el otro día ya existe!

Lo hace Hulu. Y encima me salió un caso en el que se trata de dos anuncios del mismo sector, coches. ¡Fantástico!

Como soy publicitario, quería saber qué pasaba si no clicaba en ninguno de los dos y lo que sucede es que a los pocos segundos Hulu elige por ti y te pone uno de los dos anuncios.

Me pareció sencillamente genial.

Eso se llama preocuparse por el consumidor. O en otras palabras, pensar en la gente como lo que es, gente. Personas que quieren vivir una experiencia de usuario satisfactoria dentro de lo posible. Ojalá algún director de marketing vea este post y piense un poco sobre cómo puede mejorar la publicidad que hace. En este país hace mucha falta repensar un poco todo…

Leave a Comment